Categorías
General

Origen de la iniciativa

Que RiveKids arranque una etapa alquilando sillas de coche se debe a la experiencia adquirida en estos años ayudando a las familias en su movilidad y seguridad vial con niños y, muy en especial, a la historia de Antonio y María.

Una mañana Antonio entra en nuestra oficina y nos dice que su nieta recién nacida va a venir a España a verlo desde Irlanda, en realidad viene su hija y su nieta recién nacida a pasar unos días en España para pasar un tiempo con la familia.

Antonio sabe que los niños en el coche deben ir en una silla de coche adecuada a su talla y peso, una silla de la que desconocía todo, puesto que sus hijos, por edad, nunca fueron en una de ellas.

Antonio nos cuenta toda la historia de su nieta para terminar diciéndonos que “como pasea por el barrio y ve que tenemos en el interior de la oficina muchas sillas de coche, ha pensado que sería un buen sitio para informarse”.

Le preguntamos sobre cómo va a llegar el bebé y su mamá a Valladolid desde Barajas y nos dice que va a ir a buscarlas él en coche.

Después de preguntarle qué coche tenía y características del bebé, le comentamos el tipo de silla de coche que necesita su nieta.

Antonio nos sorprende de forma directa preguntando: “¿Me alquilas una de esas para los días que va a estar aquí o tengo que ir a otro sitio?”.

Da gusto tratar con personas como Antonio, sabía que no sabía nada y que necesitaba algo para la seguridad de su nieta. ¿Cómo no íbamos a ayudar a Antonio? Conocíamos que ya había empresas en otras ciudades alquilando sillas de coche y simplemente vimos qué oferta tenían para cobrarle lo mismo que le cobrarían en una ciudad como Madrid. En ese momento, para nuestra sorpresa, vimos que en Valladolid nadie alquilaba sillas de coche más allá de los rent a car con sillas low cost y de dudoso mantenimiento, por lo que pensamos en hacerlo nosotros mismos.

Elegimos para la nieta de Antonio una silla para recién nacidos de homologación ECE R129 (i-Size), la más actual y exigente en cuanto a requisitos de seguridad.

La nieta tenía 2 semanas, pusimos una funda de Fundas BCN a la silla, se la instalamos en el coche y le enseñamos a instalarla y desinstalarla, además de enseñarle a ajustar al bebé en la silla de coche con ayuda de un muñeco.

Ya estaba todo listo, sólo faltaba que fuese a recoger a su nieta al aeropuerto…

La historia de Antonio es sólo una de tantas y podría ser esta web la excusa para contarlas, porque sin ella ya hemos alquilado varias sillas de coche en estos años y con cada una tenemos una historia distinta y muy bonita.

Una respuesta a «Origen de la iniciativa»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *